O2

Respira

Si lo deseas, puedes contratar nuestro servicio de fibra y móvil y queremos que sepas lo que puedes esperar y lo que no:

Si decides hacerte cliente, no verás el famoso mensaje de protección de datos de RGPD, porque no te pediremos ningún permiso, puesto que no vamos a escribirte ni a usar tus datos personales para nada diferente a prestarte servicio. Ningún cliente de O2 recibirá comunicación comercial o publicidad de su nueva compañía de telecomunicaciones. Tampoco cederemos a nadie tus datos para que lo haga.

Te daremos servicio, pero no te molestaremos llamándote con ofertas, descuentos o promociones. Siempre tendrás el mejor precio que te podamos ofrecer en tu zona, sin que nos lo pidas y sin mirar quién eres o cuánto tiempo llevas en O2.

Si algún día decides irte, lo harás con tranquilidad. No perderás ni un minuto en leerte una cláusula de permanencia, porque no existe. Ni siquiera una cláusula "voluntaria". Tampoco intentaremos retenerte ofreciéndote un descuento a espaldas de los demás clientes. Queremos pasar a ser una parte silenciosa e invisible de tu vida y que dediques tu tiempo a lo que tú decidas que merece la pena, que seguro que no es a pelearte con tu compañía de telefonía.

No te costará entender tu factura. Será todo sencillo y simple, sin servicios adicionales ni opciones "personalizadas", e intentaremos siempre que todo funcione perfectamente. Si ocurre algún problema o tienes una duda y decides contactarnos, entonces te atenderemos por teléfono en el 1551, por email o por chat, lo que prefieras, y siempre hablarás con personas.

La persona que te atienda lo hará cerca de ti, desde Málaga, Barcelona, Madrid o La Coruña, sin cobrar ningún incentivo por venderte algo o colgarte rápido.

Su trabajo es únicamente atenderte bien y tendrá, además, capacidad y autoridad suficiente para poder resolver tu problema en la misma llamada, sin pasarte a otros agentes ni pedir permiso a un superior. Cuando esto no sea posible en una sola llamada, esa misma persona se encargará de tu problema como propio, será quien lo siga hasta que quede resuelto y te contacte cuando tenga la solución.

Siempre que sea posible técnicamente, intentaremos que desde tu primera llamada hables con la misma persona, la que te conoce. Así será más fácil tu relación con nosotros.

Y si tienes una reclamación, el problema será nuestro, no tuyo. Tendrás razón por defecto y te devolveremos lo reclamado hasta que podamos explicarte lo ocurrido.

A partir de ahora, las cosas cambian en telecomunicaciones. Nuestro negocio no es solo que puedas comunicarte, sino también darte un buen servicio y tranquilidad.

En O2 se une todo lo que debería ser esencial en cualquier compañía: un servicio ético y sencillo, un producto fiable y razonable, un precio justo, y la mayor red de fibra y mejor cobertura móvil de España.

El equipo de O2