¿Qué es la lista Robinson? ¿cómo puedo apuntarme?

La Lista Robinson es un servicio que te permite, de forma fácil y gratuita, evitar recibir publicidad de empresas a las que no hayas dado tu consentimiento para ello. Puedes decidir el/los medios a bloquear de comunicaciones, teléfono fijo y/o móvil, correo postal, correo electrónico y SMS/MMS.

Es un servicio gratuito que está disponible para todos los consumidores y es externo a cualquier compañía (O2 no participa ni gestiona de ninguna manera).

Estos son los pasos que debes seguir para apuntarte:

  1. Entra en www.listarobinson.es y haz clic en “Apúntate en la lista”.
  2. Para registrarte tendrás que rellenar un formulario básico de datos (nombre y apellidos, NIF, email y contraseña para el acceso).
  3. A continuación, tendrás que seleccionar los medios a través de los cuales no quieres recibir publicidad (teléfono, SMS, email, correo) y en cada uno de ellos indicar en detalle los datos para que puedan bloquear el contacto de publicidad. Por ejemplo, si decides que no quieres que te llamen tendrás que indicar los números de teléfono móvil y/o fijo que quieres bloquear.

El alta en el servicio puede tardar en ser efectiva hasta dos meses, ya que es posible que tus datos estén siendo utilizados en alguna campaña comercial en ejecución. Por el contrario, si no están siendo utilizados, el alta será efectiva de manera casi inmediata.

Es un servicio que no depende de nosotros, pero creemos que es importante informarte de esta opción, ya que puede servirte de ayuda.

También dejamos algunos links de organismos y soportes que también cuentan y aconsejan sobre la Lista Robinson:

OCU: https://www.ocu.org/consumo-familia/derechos-consumidor/consejos/como-apuntarse-lista-robinson

WIKIPEDIA: https://es.wikipedia.org/wiki/Lista_Robinson

Y por último una curiosidad que hemos extraído de Wikipedia:

El nombre de la Lista Robinson fue inspirado por el protagonista de la novela “Robinson Crusoe”, escrita por Daniel Defoe, aislado de la civilización después de naufragar en una isla desierta. Simbólicamente, quien se apunta a una lista de exclusión publicitaria rechaza todo lo que llegue desde el exterior.