¿Problemas con la velocidad de la fibra O2? Información y consejos

En O2 ponemos a tu disposición una herramienta para poder medir la velocidad de tu fibra. Este test de velocidad te permitirá conocer la velocidad de descarga de cualquiera de tus dispositivos conectados a tu router en cualquier momento de días. Solo deberás acceder al test y pulsar en el botón de “iniciar” para comenzar la prueba de velocidad.   

Ten en cuenta que la velocidad de descarga puede variar según el tipo de conexión que estés usando, ya sea por cable o por WiFi.

A continuación, te ofrecemos información de utilidad sobre ambas conexiones para mejorar tu conectividad.

Conexión por cable

  • En O2 te garantizamos la máxima velocidad de fibra contratada, siempre que tu dispositivo esté conectado a través de cable ethernet.
    • Tanto el cable como el dispositivo deben estar preparados para una velocidad de conexión de hasta 1Gbps.
    • El cable de ethernet tiene que ser de categoría 5 o superior.
  • En el caso de usar un ordenador, deberá tener una tarjeta de red Gigabit Ethernet, que permite velocidades de hasta 1Gbps
  • Puedes comprobar y configurar tu tarjeta de red siguiendo esta ruta en tu ordenador: Configuración de red e internet > Ethernet > Cambiar opciones del adaptador, y doble clic sobre Ethernet. En el apartado Velocidad podrás ver la velocidad máxima de descarga.
  • Si tu ordenador alcanza velocidades de subida y bajada muy próximas a los 100Mb, es probable que tu tarjeta de red sea Fast Ethernet de 100Mbps. Puedes comprobarlo siguiendo la ruta anterior.
  • Si tu ordenador solo tiene USB, necesitarás un adaptador o cable USB-Ethernet. Además, la salida de USB deberá ser 3.0 para poder alcanzar la velocidad de 600Mb.

Conexión por WiFi

  • La conexión WiFi te permite acceder a Internet desde cualquier punto y sin cable, pero no garantiza la mayor velocidad contratada.
  • Esto se debe a los diferentes factores ambientales que pueden interferir en la señal: la distancia al router, las paredes del hogar, espejos, el número de dispositivos conectados, etc.
  • Además, dependiendo de a qué red WIFI estés conectado, podrás alcanzar mayor o menor velocidad de descarga. Puedes encontrar más información sobre este tema en este enlace.
  • Aquí van algunos consejos para mejorar tu conexión WiFi:
    • Asegúrate que el cable de fibra se encuentra lo menos doblado posible. Si el cable se doblara demasiado, esto puede provocar que la señal no llegue correctamente.
    • Desconecta los equipos que no estés utilizando. Evitarás que el canal y la señal WiFi se saturen.
    • Actualiza el canal del WiFi. Puedes hacerlo desde la web de configuración del router, accediendo con la contraseña que aparece debajo del router. Después, desde Menú > WiFi o WiFi Plus verás el canal que tienes asignado. Generalmente se asigna automáticamente, pero puedes tener en cuenta los canales 1,5 y 11 como posibles alternativas.
    • Evita posibles interferencias de otros equipos inalámbricos situando el router lo más alejado posible de estos aparatos. Por ejemplo, un microondas, unos altavoces bluetooth o un teléfono inalámbrico pueden interferir en la señal WiFi del router.
    • Cambia la ubicación del router. Lo ideal es que esté situado en una posición elevada, evitando que esté rodeado de objetos metálicos o dentro de algún mueble como cajones o armarios.
    • Haz la prueba de velocidad en diferentes momentos del día. Así podrás comprobar si el problema de velocidad está provocado por saturaciones puntuales en la red.